Mayormente nublado

Mayormente nublado

23°C

"Venezuela merece otro gobierno", dijo el secretario de Estado de EEUU

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, cargó crudamente contra el presidente Nicolás Maduro y aseveró que "Venezuela merece otro gobierno".

Las agrias críticas del funcionario se fundamentan en la intención de Maduro de acceder a la reelección tras proscribir a la oposición.

Señaló que "seguimos considerando la aplicación de sanciones al comercio del petróleo de Venezuela, o sus productos refinados, a Estados Unidos. Pero nuestro desacuerdo es con el régimen (del presidente, Nicolás Maduro), no con el pueblo de Venezuela, que está sufriendo", expresó en una conferencia de prensa realizada ayer en Buenos Aires con el ministro de Relaciones Exteriores argentino, Jorge Faurie.

Tillerson consideró que Estados Unidos y la región deben intervenir ante, opinó, "la destrucción de la democracia venezolana". "Ya no podemos ver la destrucción de la democracia venezolana sin hacer nada. Venezuela merece otro gobierno", agregó el funcionario de la administración de Donald Trump.

Tillerson arribó el sábado a Argentina proveniente de México, su primera escala de una intensa gira por América latina y Central. El secretario de Estado norteamericano visitó la ciudad sureña de San Carlos de Bariloche y ayer viajó a Buenos Aires para reunirse con Faurie y parte del gabinete del presidente, Mauricio Macri, a quien visitará hoy en la quinta de Olivos.

Tillerson destacó el "liderazgo de la Argentina" en la región y sostuvo que las relaciones bilaterales entre ambos países son "cada vez más sólidas".

"Las relaciones entre nuestros países son cada vez más sólidas. Trabajamos conjuntamente para establecer un continente más seguro y próspero. La Argentina tiene un lugar importante para jugar en la región bajo el liderazgo de Mauricio Macri", sostuvo el funcionario de la Casa Blanca durante una conferencia de prensa que ofreció ayer junto al canciller argentino, Jorge Faurie, en el Palacio San Martín.

"Nos encanta ver el liderazgo de Argentina y le deseamos la mejor de las suertes en el G20", indicó.

Señaló que los temas centrales de su visita son el comercio, la inversión y la innovación en ciencia y tecnología. También incluyó en el temario el trabajo contra el nacotráfico y el lavado de activos.

Consultado sobre la posibilidad de que el gobierno venezolano sea sancionado con restricciones mayores al ingreso de petróleo a su país, el funcionario norteamericano señaló que se "están analizando opciones", y dijo que no descarta la vía del bloqueo comercial ya que "no hacer nada es pedir que el pueblo de Venezuela siga sufriendo durante mucho más tiempo".

"Tenemos que seguir trabajando para cumplir con los requisitos de la Carta Democrática Interamericana. No podemos permitir la destrucción de Venezuela. Venezuela necesita otro gobierno", sentenció Tillerson, quien el sábado visitó la ciudad de Bariloche.

Por el momento, la primera potencia mundial aplicó sanciones individuales a los más altos cargos del gobierno venezolano e impidió transar bonos soberanos y de la petrolera estatal PDVSA, pero ahora está estudiando "incrementar la presión" económica sobre ese país. Aclaró que el desacuerdo del gobierno de Donald Trump "no es con el pueblo venezolano, sino que es con el régimen de Maduro"."Que (Venezuela) regrese a la Constitución y que haya elecciones libres, justas y verificables es nuestro único objetivo", concluyó Tillerson.

"Deriva autoritaria"

Por su parte, Faurie hizo hincapié en la "deriva autoritaria" que a su entender ha adoptado Nicolás Maduro, y señaló que la postura de Argentina es la de no reconocer el proceso electoral en curso debido a "la proscripción de dirigentes políticos" de la oposición, aunque avisó que cualquier medida contra Venezuela tiene que ser "sin afectar" al pueblo venezolano.

"Estamos en contra de la restricción de todo tipo de libertades que existe hoy en Venezuela, principalmente las libertades políticas, y de la proscripción de los dirigentes que no pueden participar del proceso político. En lo que refiere a sanciones posibles, nosotros estamos siempre en la idea de que las sanciones tienen que ser sin afectar la situación del pueblo venezolano", aseguró el canciller, que dijo que el país caribeño atraviesa una dura "crisis sanitaria y humanitaria".

En las elecciones presidenciales que se celebrarán en Venezuela y que la Asamblea Nacional Constituyente de ese país adelantó para antes del 30 de abril, Maduro buscará la reelección. La participación de la principal coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática fue excluida por el Tribunal Supremo.

Sobre los temas tratados en la audiencia privada que mantuvo con su par norteamericano, Faurie mencionó la participación de ambos países en organismos multilaterales, el trabajo del G20 bajo la presidencia argentina y el accionar a nivel global de los grupos del narcotráfico y su vinculación con el terrorismo.

Faurie resaltó que otro de los temas planteados por fue las restricciones en materia arancelaria impuestas por Estados Unidos al biodiesel argentino. El diplomático señaló la disputa comercial todavía puede resolverse por la vía del diálogo sin la intervención de organismos internacionales que tercien entre ambos.

En funcionario estadounidense, que ayer estuvo de visita turística en Bariloche, participó de una ofrenda floral ante la estatua del general José de San Martín ubicada frente a la sede de la Cancillería, y luego compartió un almuerzo con Faurie y otros ministros del Gabinete de Macri en el Palacio San Martín.

Fueron parte del almuerzo, además de Faurie, los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda), Juan José Aranguren (Energía), Patricia Bullrich (Seguridad), Francisco Cabrera (Producción), Luis Etchevehere (Agroindustria).

En la comida, Tillerson estuvo acompañado por su jefa de gabinete, Margaret Peterlin; su director de planificación política, Brian Hook; Steve Goldstein, subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, y Francisco Palmieri, subsecretario para el Hemisferio Occidental, entre otros funcionarios.

La visita oficial de Tillerson al país tendrá su último capítulo hoy, cuando sea recibido a las 10 por Macri en la quinta de Olivos. No es la primera vez que Tillerson se verá con Macri: en marzo de 2016 estuvo en su despacho en la Rosada, pero no como político sino como CEO de la petrolera Exxon Mobil, interesado en ampliar a 10 mil millones de dólares su inversión en Vaca Muerta.

Estados Unidos y Argentina coinciden en sus críticas al gobierno de Maduro, a quien Macri, durante su última gira por Europa, calificó de "dictador".

En abril de 2017 el mandatario argentino visitó a Trump en la Casa Blanca, y allí ambos abordaron la situación política e institucional venezolana. Lo mismo ocurrió cuando en agosto pasado el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, estuvo en Buenos Aires. "No nos vamos a quedar de brazos cruzados", sostuvo el político norteamericano en aquella oportunidad.